Nuestro colegio es un colegio libre en una sociedad democrática

Nuestro colegio es el resultado de la libre iniciativa de la sociedad y del impulso de una comunidad educativa que ofrece una educación cristiana a los hijos de las familias del entorno que comparten su modelo educativo y desean apoyarlo.

Nuestro colegio es un servicio de interés público y está abierta a todo el mundo, por lo que nos acogemos al régimen de conciertos con la administración educativa. Mientras que la financiación no permita la plena gratuidad de nuestra oferta educativa, las familias colaboran para garantizar su continuidad.

Nuestro colegio está al servicio de las personas y está abierta a todo el mundo

Ofrecemos una educación integral adecuada a las necesidades de nuestro alumnado. El profesorado promueve el desarrollo de las capacidades del alumnado mediante las relaciones interpersonales y los procesos de aprendizaje.

Nuestro colegio es un colegio catalán que acoge a todas las familias que soliciten plaza. Cumplimos la legislación vigente en lo que se refiere al proceso de admisión del alumnado, sin discriminar por razones académicas, sociales, económicas, culturales o religiosas.

Nuestro colegio tiene un compromiso social

Realizamos una acción educativa encaminada a mejorar las relaciones sociales, con un compromiso para la convivencia y la promoción de la justicia y la solidaridad.

Somos un centro sensible a las exigencias de la atención a la diversidad y favorecemos la integración social del alumnado procedente de otras culturas.

Nuestro colegio es un colegio cristiano

Llevamos a cabo una misión evangelizadora especialmente a través de la relación entre educadores y alumnos  así como de las enseñanzas relativas a la dimensión religiosa de la cultura y de la religión católica.

Tenemos una concepción cristianan del hombre, la vida i el mundo. Como colegio franciscano, ponemos especial atención en los valores que transmitió San Francisco de Asís.